2 métodos rápidos y fáciles sobre cómo reparar una manta de ganchillo

No todo el mundo sabe cómo reparar una manta de ganchillo. Afortunadamente, te has topado con este artículo porque hemos preparado técnicas y guías que te ayudarán con tus problemas generales.

Cosas a tener en cuenta antes de reparar una manta de ganchillo

A diferencia de otras mantas que puedes encontrar en cualquier lugar, ya sea en Internet o en tu tienda local, las mantas de ganchillo tienen un significado más profundo para ellas.

Los crochet son una de las reliquias más típicas de la mayoría de las familias. Sin embargo, estas mantas no pueden evitar romperse y desintegrarse con el tiempo, especialmente si la familia las usa constantemente.

Puedes decidir llevarlo a tu tienda de artesanía más cercana, o también puedes hacerlo por tu cuenta. Si se ha conformado con hacerlo usted mismo, aquí hay algunas cosas que debe tener en cuenta primero.

  • Es posible que su manta no luzca perfecta

Es esencial recordar que no siempre se verá como si fuera nuevo al reparar una manta. No se frustre si el resultado final no sale como pensó inicialmente.

Usar el mismo color de hilo puede ayudar mucho, pero aún así está bien si los puntos no se alinean exactamente como lo hacían antes.

  • Una reparación puede llevar una cantidad de tiempo considerable

Si la rotura es menor, es posible que puedas terminarla en minutos. Sin embargo, a menos que sea un maestro del ganchillo, la reparación le llevará mucho tiempo.

Tendrás que estudiar primero el tipo de punto de ganchillo que se usa en las mantas y luego encontrar un color de hilo adecuado antes de comenzar con el proceso.

Ten paciencia porque una vez hecho, todo el tiempo dedicado valdrá la pena.

  • Determinación del punto crochet

No puede poner una sola puntada en un patrón de rayas de abuela. La reparación será muy evidente, y queremos que sea más discreta.

Determinar primero el punto de ganchillo te ayudará a darle un nuevo aspecto hermoso a tu manta de ganchillo. Recuerda: no tiene que ser perfecto, pero será bueno que se acerque a su forma original.

  • Los hilos rotos necesitan reemplazo

Algunos hilos rotos aún se pueden arreglar con pegamento y volver a unirlos, pero es posible que tengas que quitar la fila por completo si el hilo está completamente desgastado.

A algunas personas les gusta usar diferentes colores y puntadas para darle a la manta un encanto adicional. Si no te gusta, puedes volver a coser la hilera con el mismo tono de la lana original.

  • No utilice aguja e hilo de coser para reparar

Los ganchillos son muy diferentes de la tela y el lienzo. No puede coser agujeros con agujas porque solo dará como resultado una reparación poco confiable.

Siempre es mejor volver a tejer la zona y tomar las medidas necesarias como volver a coser toda la vuelta o añadir hilos para disimular la imperfección.

Cómo reparar una manta de ganchillo

Método 1. Reparación de lágrimas

  • Paso n.º 1. Prepare pegamento resistente.
  • Paso n.º 2. Aplique el pegamento en los bordes para evitar que la rotura se afloje más.
  • Paso n.º 3. Usando hilo del mismo color, cose ambos bordes para ocultar el área pegada.
  • Paso n.º 4. Asegure el área agregando una capa adicional de puntada para evitar que el parche se revele y se rompa nuevamente.

Método 2. Recostura

  • Paso n.º 1. Prepare los materiales, incluidos hilos del mismo color y fibra, el tamaño correcto del anzuelo y la manta.
  • Paso n.º 2: Coloque la manta sobre una superficie plana.
  • Paso n.º 3. Compruebe el daño y determine el punto de ganchillo utilizado. Estudia cómo se hizo la puntada y asegúrate de que el color de la lana sea del mismo color o parecido.
  • Paso n.º 4. Encuentre el último punto dañado de una fila y coloque la aguja del bucle suspendido para evitar que se deshaga más. Asegure el área asegurándose de que el hilo no esté suelto.
  • Paso #5. Limpie el área quitando hilos e hilos rotos. Retire las puntadas quebradizas para dejar espacio para las nuevas.

Asegúrese de que la puntada que colocará en las nuevas puntadas esté asegurada y no sea endeble. Si los extremos no están dañados, puede dejarlo como está siempre que esté bien sujeto a otros puntos.

  • Paso n.º 6. Repara el look volviendo a coser la hilera con el mismo punto de ganchillo hasta llegar al final de la zona dañada.

Conecta el punto con los lazos colgantes de puntos a ambos lados del lugar afectado. Asegúrate de seguir el patrón de la manta.

  • Paso #7. Puedes darle un toque personalizado agregando el color de hilo y la puntada de tu elección. Continúe la cadena hasta que esté satisfecho con el resultado.

Asegúrese de que la fila esté bien cosida para evitar daños en el futuro.

  • Paso #8. Una vez que completes la fila y repares el daño, puedes tejer los extremos. Verifique que no haya rastros de bucles colgantes y asegúrese de que cada puntada esté bien cosida.

Conclusión

Ahora que finalmente sabes cómo reparar una manta de ganchillo, no tendrás que preocuparte de que tu manta favorita se rompa nuevamente.

Las mantas de ganchillo tienen esa sensación que no obtendrás con otras mantas regulares. Es una pieza que a todos los hogares les encanta y siempre será un artículo especial para pasar de generación en generación.