8 maneras sencillas de reparar una tarjeta gráfica dañada por el agua

Ya no necesita esforzarse buscando “cómo reparar la tarjeta gráfica dañada por el agua”, ya que puede resolver este problema en poco tiempo.

Receita de Loção para o Rosto com...
Receita de Loção para o Rosto com Aveia

Las tarjetas gráficas pueden parecer escondidas dentro de su computadora, pero las fugas de agua pueden colarse y dañarlas. Afortunadamente, solo necesita consultar este artículo informativo, ya que lo guía a ocho pasos para reparar su GPU dañada por el agua.

¡Siga leyendo para aprender más!

¿Puede su tarjeta gráfica sobrevivir después de un daño por agua?

Aunque el agua provoque daños en varios componentes electrónicos, su tarjeta gráfica aún puede sobrevivir después del daño por agua. Si ocurren tales casos, solo necesitará desarmar, limpiar, secar y volver a armar su tarjeta gráfica.

Además, también deberá inspeccionar y solucionar las causas probables de las fugas de agua. Sin embargo, si el daño por agua es grave, puede optar por solicitar ayuda profesional.

¿Cómo se puede reparar una tarjeta gráfica dañada por el agua?

Si el daño por agua no es muy preocupante, puede reparar su tarjeta gráfica de forma independiente. Tener un conjunto completo de herramientas y materiales puede ayudar, ¡y puede dejarnos las instrucciones a nosotros!

Aquí hay ocho sencillos pasos para reparar su tarjeta gráfica dañada por el agua.

Paso n.º 1. Retire la tarjeta gráfica de la computadora

Antes de comenzar la reparación, deberá apagar su computadora y desconectar el enchufe de la toma de corriente. Después de eso, retire la tarjeta gráfica de la computadora con cuidado.

Paso #2. Realice una inspección visual

Verifique la tarjeta gráfica si hay daños físicos o por agua. También puede inspeccionar el enfriador de agua para ver si tiene fugas.

Aparte de eso, también puede revisar la ranura PCI Express porque también pueden ser propensas a dañarse debido a derrames de agua. Los casos también pueden tener residuos de estas fugas de agua.

Paso n.º 3. Abre la tarjeta gráfica

Después de la inspección, tome su pequeño destornillador Phillips para quitar los sujetadores de la tarjeta gráfica. Aparta todos los tornillos de manera organizada para que no los pierdas.

En este paso, asegúrese de haber quitado todo y de haber dejado la placa de circuito desnuda sola.

Paso #4. Comprobar la tensión de alimentación por un posible cortocircuito

Obtenga su multímetro digital (DMM) para verificar el suministro de voltaje en busca de posibles cortocircuitos. Deberá configurar el DMM para medir la resistencia y encontrar los puntos de referencia en el tablero.

Puede comenzar en un punto de referencia donde esté conectado a tierra, como los puntos de conexión a tierra de los conectores PCI Express. Después de encontrar estas referencias, puede comenzar a verificar la medición de resistencia en diferentes partes de la tarjeta gráfica.

Hacer este paso es esencial porque un cortocircuito en la tarjeta gráfica puede provocar que se apague el monitor o que la pantalla se muestre de manera inconsistente.

Paso #5. Iniciar el proceso de limpieza

Toma alcohol o acetona para limpiar. Tenga en cuenta que no debe usar limpiadores a base de agua porque pueden empeorar la situación.

Obtenga un trapo humedecido con el limpiador deseado y limpie la tarjeta gráfica. Algunas personas también vierten el limpiador directamente en la GPU.

Asegúrese de quitar la pasta térmica para garantizar que no arruine y derrita toda la tarjeta gráfica cuando la hornee más tarde. También deberá despegar las pegatinas y las etiquetas para evitar que se quemen.

Si desea saber más, aquí está cómo limpiar los componentes electrónicos dañados por el agua.

Paso #6. Hornear la tarjeta gráfica

En este paso, deberá hornear la tarjeta en el aire.

Primero, encuentre cuatro puntos cerca de las esquinas de la tarjeta gráfica sin rastros eléctricos. Tome un poco de papel de aluminio y arrugue cuatro piezas para crear pequeñas bolas.

Coloque estas bolas en una hoja de papel de aluminio sobre una bandeja para hornear galletas. Asegúrese de que las posiciones de las bolas coincidan con los cuatro puntos que buscó anteriormente.

Después de eso, coloque la tarjeta gráfica sobre las bolas para colocarla en el aire. Precaliente el horno a 390°F antes de ponerlos dentro.

Deje que la tarjeta gráfica y la bandeja para hornear permanezcan en el horno durante más de ocho minutos. Sáquelos del horno y déjelos enfriar naturalmente después de que se apague el temporizador.

Asegúrese de no ponerlos dentro de la nevera para acelerar el proceso de enfriamiento.

Paso #7. Aplicar grasa térmica nueva

Poner grasa térmica nueva sin reutilizar la anterior porque puede degradar la calidad de la tarjeta gráfica. Cubra la GPU de manera uniforme, pero no aplique demasiado.

Paso #8. Vuelva a colocar todo y pruébelo

Vuelva a instalar los sujetadores y devuelva todas las piezas a su tarjeta gráfica y computadora. Después de eso, conecte su computadora a los conectores de alimentación y la fuente de alimentación para ver si funciona bien.

Conclusión

Reparar su GPU es fácil ya que ya ha leído este artículo sobre cómo reparar una tarjeta gráfica dañada por el agua. Solo necesita quitar las piezas, limpiar, hornear, enfriar y volver a montar para que funcione de nuevo.

Sin embargo, como dice la gente, más vale prevenir que curar. También puede consultar esta publicación sobre cómo proteger los dispositivos electrónicos contra daños por agua para obtener más ayuda.