¿Cómo lavar una manta militar de lana? ¡Haz estos 3 pasos!

Saber cómo lavar una manta militar de lana significa comprender tres pasos. En este artículo, las técnicas que discutiremos también son aplicables para el cuidado y mantenimiento de las mantas de lana del ejército. Sin embargo, el énfasis aún es necesario en verificar la etiqueta de su manta para obtener instrucciones de limpieza adicionales.

También hablaremos sobre lo que no se debe hacer al lavar y limpiar mantas militares de lana. ¿Quieres saber más sobre cómo lavar la manta de lana? ¡Este artículo lo tiene todo para ti!

¿Cómo se lava una manta militar de lana?

1. Prepara la manta

Antes de continuar con el lavado de la manta militar de lana, prepárela primero. Esto significa que debe sacudirlo para deshacerse de la acumulación en el material. Incluso puede colgarla en el tendedero y luego peinar ligeramente la manta para prepararla para quitar las manchas.

2. Tratamiento puntual de las manchas

También es útil eliminar todas las manchas de la manta de lana antes de lavarla. De esta manera, las decoloraciones no se asentarán demasiado en el material, lo que puede ocurrir dentro de la lavadora. Verifique los limpiadores y quitamanchas recomendados para su manta, pero también puede usar un poco de detergente suave y agua fría.

Remoje las manchas con la mezcla por un rato antes de colocar la manta en la lavadora. También puedes usar vinagre, ya que es un quitamanchas efectivo pero seguro. Sin embargo, nunca frote el material de lana cuando trate las manchas.

3. Usar la lavadora y secar la manta

Por lo general, puede usar la lavadora en mantas de lana de grado militar, pero sería mejor verificar la etiqueta. Recuerde que las mantas militares reales están diseñadas para ser resistentes y lavables en condiciones de campo, pero puede haber otras mantas que se laven mejor a mano. Además, utilice el detergente adecuado recomendado para lana y enjuague bien.

La mejor forma de secar la manta de lana es colgándola en el tendedero. También puedes secarlo en una superficie si no tienes un espacio al aire libre, pero usa un ventilador en la habitación para acelerar el secado. Finalmente, use la manta militar de lana solo después de que termine de secarse.

Cómo guardar una manta militar de lana

Además del cuidado y mantenimiento adecuados, sería útil saber cómo guardar correctamente una manta militar de lana. Puede ponerlo en un contenedor hermético para protegerlo contra el polvo y la humedad. Sin embargo, el lugar debe ser fresco y oscuro porque el calor puede dañar las fibras o incluso desteñir la manta.

¿Se puede lavar una manta de lana en la lavadora?

Es posible lavar una manta de lana en la lavadora siempre y cuando revises la etiqueta de antemano. Y si la manta lo permite, puede esperar que deba usar la configuración de ciclo suave en la lavadora. Es aún más ideal si tu lavadora es un modelo moderno sin agitador central que puede abusar demasiado del material de lana.

Además de la lavadora, ten en cuenta los detergentes y la temperatura del agua ideal para tu manta de lana. Algunas mantas prefieren agua fría y detergente como Woolite. No obstante, evite la lejía y los suavizantes de telas para mantener la integridad de la lana.

¿Qué es una manta militar de lana?

Lavar una manta militar de lana no es diferente de lavar una manta de lana típica. El primero es solo de grado militar, lo que significa que puede soportar condiciones desafiantes en el campo. Algunas de las mantas militares de lana más comunes están hechas para ser ignífugas y proporcionan la mejor calidez al estar hechas con un 70% de lana virgen.

¿Cómo se lava una manta 100% lana?

Ventilar

En general, no es necesario lavar una manta de lana con frecuencia a menos que esté sucia. Una forma ideal de mantenerlo fresco e higiénico es airearlo regularmente. Cuélgalo en tu tendedero y deja que el aire elimine la acumulación y los olores para desinfectar la manta.

Cepillo

También puedes mantener tu manta 100% lana cepillándola de vez en cuando. Un cepillo de cerdas suaves debería ser suficiente mientras trabajas en secciones para aflojar las fibras de lana. Sin embargo, asegúrese de tratar las manchas si las hay lo antes posible para evitar que empapen la manta.

Lavar

Absorba el derrame y seque las áreas manchadas con un paño usando un detergente suave y agua tibia. Después, sigue las instrucciones de cuidado de tu manta, ya sea lavándola a mano o con una lavadora. Finalmente, seque bien la manta al aire antes de volver a usarla.

¿Puedo secar una manta de lana en la secadora?

La secadora puede estar demasiado caliente para la manta de lana y corres el riesgo de dañar el material. La manta puede desteñirse y la textura suave puede volverse áspera. En su lugar, cuelgue la manta de lana afuera de la luz solar directa para secarla.

Conclusión

A pesar de que las mantas militares de lana son resistentes, aún necesitan un cuidado y mantenimiento adecuados. Como se explica en esta guía, puede comprender rápidamente cómo lavar correctamente una manta militar de lana en tres pasos. Para resumir, sacude y trata la manta antes de ponerla en la lavadora.

También queremos enfatizar en la importancia de leer la etiqueta para las instrucciones de cuidado. Siga las pautas recomendadas y su manta militar de lana permanecerá cálida y suave por más tiempo.