Cómo bordar una manta con una máquina: 5 sencillos pasos de bricolaje

Colocar un nombre en la esquina con una máquina es una de las formas más populares de bordar una manta.

¿Qué mejor manera de personalizar su regalo para sus seres queridos?

Es un diseño simple, pero agrega un gran valor sentimental a tu pieza. Necesita utilizar una máquina para obtener los mejores resultados para su oficio.

Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre estas hermosas decoraciones.

¿Qué es el bordado?

El bordado es cuando pones un diseño en una prenda de vestir, y estos pueden variar desde tus iniciales hasta mini flores y pájaros.

La gente inicialmente lo hacía con una aguja, y era un símbolo de riqueza en Europa.

El diseño puede ser una puntada en la parte superior de la tela o el hilo utilizado para hacer un patrón.

Es bastante fácil de seguir para los principiantes, y con los albores de la tecnología, el proceso se ha vuelto más simple.

¿Qué materiales necesita para bordar?

Los nuevos avances tecnológicos simplifican el proceso de bordado. Sin embargo, todavía hay algunos materiales tradicionales que necesita, como el hilo.

Esto es lo que necesitará:

  • Tu manta de buena calidad
  • Un bastidor de bordado
  • Hilo de bordar de cualquier color, el poliéster es una excelente opción
  • Su aguja de bordado, una aguja de máquina 75/11, es la correcta
  • Un rotulador lavable para marcar el área
  • Tijeras y alfileres para estabilizar el material
  • Su diseño bosquejado

Para el equipo, debe tener:

  • Una máquina de bordar
  • Desmontable o recortado estabilizador para mantener tu manta en su lugar durante la costura
  • Un acabado soluble en agua para que las puntadas parezcan invisibles
  • Adhesivo para tela

Una vez que tenga todo listo, puede iniciar el proceso de bordado.

Proceso paso a paso sobre cómo bordar una manta

Es posible que todo el equipo especial le resulte intimidante, pero una vez que aprenda el proceso, no podrá dejar de usar su máquina.

Le ahorrará mucho tiempo en comparación con el bordado a mano.

Paso # 1. Prepara tu manta

¡Asegúrate de que tu manta ya esté lavada y seca para que no se encoja por sorpresa!

Paso # 2. Marque dónde irá su bordado

Utilice su marcador soluble en agua para hacer esto. Una simple “x” es suficiente; solo recuerde dar un pequeño margen con la medida.

Paso 3. Coloca tu manta en un aro o haz que flote

Puede elegir cualquiera de estos dos procedimientos según el grosor de su manta.

Aro es mejor para una manta fina.

Debe colocar un estabilizador en la parte posterior y una capa en la parte delantera, luego use su bastidor de bordado para alinearlos hasta que la marca “x” esté en el centro.

Flotar es una mejor opción para mantas gruesas. Primero debe colocar el estabilizador en un aro y luego aplicar el aerosol adhesivo temporal para asegurar la manta sobre él.

Paso 4. Configure su máquina

Sube tu diseño a la máquina o elige una fuente ya existente. Es mejor colocarlo en un ángulo de 90 grados para que su manta adicional no se extienda.

Coloque el bastidor y encienda su máquina, luego use la pantalla táctil para alinear el diseño.

Controle que todo vaya bien durante unos minutos, luego puede dejarlo solo.

Paso # 5. Limpiar el diseño

Una vez que haya terminado su diseño, retire el aro, luego saque el estabilizador y la cobertura. Si hay puntadas de salto, puede recortarlas.

¡Ahora disfruta de la hermosa manta personalizada que hiciste!

¿Cuál es el mejor tipo de manta para bordar?

Debes estar pensando, ya sabes todo sobre cómo bordar, pero ¿en qué tipo de tela puedes bordar?

Bueno, afortunadamente, cualquier tipo de material servirá siempre que no sea demasiado grueso como la lana.

Algunas telas estándar que se utilizan para bordar son lino, algodón, seda, satén e incluso lona. Son fáciles de manipular y colocar en el bastidor de bordado.

Cada material es único y puede tener sus propias propiedades especiales; algunos pueden ser más delicados que otros.

Es por eso que debe revisarlos antes de comenzar a bordar para evitar errores o daños.

Cómo cuidar su manta

Ahora que tienes tu hermosa manta, ¿cómo te aseguras de que se mantenga así? Debes lavar tu pieza con la mayor moderación posible para preservar tu trabajo.

Pruebe el hilo si puede absorber el color de otras telas; si puede, llévelo a la tintorería.

Si su pieza se ve aburrida pero no está sucia, intente plancharla suavemente para eliminar el polvo. Cubra la boquilla con una media de nailon para evitar daños.

Si es necesario, también puede lavar a mano su pieza con agua fría. Use un detergente suave y lejía a base de oxígeno.

Para secar, exprima suavemente el exceso de agua y luego déjelo secar sobre una toalla.

Conclusión

El bordado es una hermosa artesanía que puede hacer piezas únicas para sus seres queridos. Dará vida a cualquier pieza de tela.

Cuando domine cómo bordar una manta en una máquina y la cuide, podrá hacer manualidades para su familia fácilmente.

Entonces, ¿qué estás esperando? ¡Prepara tu boceto y configura tu máquina!