¿Cómo volver a hacer una manta de lana suave? 2 secretos

Si quieres saber cómo volver a hacer una manta de forro polar suave, te enseñaremos los dos mejores secretos que puedes hacer en casa. El primer método usa la lavadora para restaurar la suavidad de la manta, y el segundo método es ablandar una manta de vellón que se volvió áspera. Este artículo también hablará sobre cómo puede cuidar su manta para ayudarla a durar mucho tiempo suave.

Más de muda , el cuidado inadecuado de una manta de lana eventualmente la arruinará. La buena noticia es que puede utilizar el primer método como mantenimiento para mantener la manta limpia y fresca. De esta manera, no terminará buscando soluciones como esta porque puede evitar problemas.

Cómo volver a hacer una manta de lana suave en casa

Método n. ° 1. Lava la manta polar

La forma más sencilla de suavizar una manta de lana es simplemente lavándola . Sin embargo, debes seguir las instrucciones de lavado de tu manta para asegurarte de que estás siguiendo las prácticas recomendadas. Dado que el forro polar es sintético , debe usar la lavadora de manera segura, preferiblemente si no tiene un agitador central.

Use bicarbonato de sodio y vinagre blanco destilado

Sin embargo, los ingredientes secretos para volver a suavizar la manta de vellón son el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco destilado. Coloque media taza de bicarbonato de sodio en la tina junto con el detergente adecuado. Y en lugar de un suavizante de telas que sea incompatible con las fibras del vellón, usará vinagre blanco destilado en su dosificador.

Una vez que el polvo se disuelva, puede poner su manta de lana en la lavadora y terminar el ciclo suave. No necesita otros agentes de limpieza y vale la pena señalar que debe evitar la lejía y otros blanqueadores. Una vez hecho esto, verifique si la manta permite el uso de una secadora para ayudar aún más a esponjarla.

Coloque la manta en la secadora con una bola de papel de aluminio

La mayoría de las mantas de vellón deben estar seguras en la secadora siempre que use la configuración sin calor o la configuración de calor más baja. Pero la clave para que vuelva a ser suave como una pluma es colocar una bola de papel de aluminio en la secadora. De esta manera, su manta no tendrá acumulación de estática.

Método n. ° 2. Cepille la manta de vellón

Otro secreto para restaurar la suavidad de su manta de forro polar es cepillarla. Este método es beneficioso para las mantas que se han vuelto ásperas o ásperas. Puede hacer que la manta vuelva a ser esponjosa usando un cepillo rígido como el que usa para acicalar a las mascotas.

Cepille el vellón para desatar los nudos de fibra y suavizar la manta nuevamente. Algunas personas también recomiendan rociar la manta de lana con un poco de agua y luego cepillarla cuando esté húmeda. Sostenga una esquina en su lugar y cepille el material vigorosamente sobre una superficie plana para eliminar las fibras agrupadas.

¿Cómo revives una manta de vellón?

Los dos métodos anteriores para lavar y cepillar la manta de lana deben restaurar su suavidad y esponjosidad. Sin embargo, hay otra forma de revivir la manta si los dos métodos fallaron. Tendrá que coser la manta o contratar a un sastre para que se la arregle.

Cose una nueva capa decorativa

Esto es apropiado para mantas de vellón con dos capas. La superior es la capa decorativa, y debajo está la capa de vellón real. Puede separar y reemplazar la capa decorativa con un nuevo material de vellón para que la manta se sienta como nueva.

Solo recomendamos este método si está dispuesto a pagar para revivir la manta de lana. Quizás tenga un valor sentimental y no pueda reemplazarlo fácilmente. Pero si tiene habilidad para coser, debería hacer fácilmente el proceso por sí mismo.

¿Cómo se ablandan las mantas viejas de vellón?

Es inevitable que las mantas de vellón pierdan su suavidad y esponjosidad características con el tiempo. Puede intentar lavar y cepillar su manta para ver si puede restaurar su textura. En caso contrario, puede comprobar si puede reemplazar su capa decorativa superior.

Para asegurarse de que su manta de lana conserve su tacto, esta es la forma correcta de cuidarla.

Cómo cuidar las mantas de lana para ayudarlas a sentirse suaves por más tiempo

La principal conclusión sobre el mantenimiento adecuado de la manta de lana es lavarla con menos frecuencia. Si no está muy sucio, puede tratar las decoloraciones localizadas u optar por refrescarlo de forma natural. Este último airea la manta de vellón en el exterior y deja que la madre naturaleza la desinfecte y desodorice.

Más aún, nunca exponga su manta de lana a altas temperaturas y limpiadores fuertes. El mejor método de lavado es usar agua fría y una pequeña cantidad de detergente suave. Recuerda también limpiar la manta sola, ya que algunos materiales pueden cambiar su textura.

Conclusión

Las mantas de vellón son una de las mejores mantas sintéticas debido a su sensación acogedora y transpirable. Sin embargo, es posible que termine buscando cómo hacer que una manta de lana sea suave nuevamente cuando note que se siente rígida o áspera. La buena noticia es que simplemente puede lavarlo con bicarbonato de sodio y vinagre o cepillarlo con un cepillo rígido.

Estos métodos deben eliminar los grumos de materiales y restaurar la esponjosidad de las fibras. Si fallaron, también puede coser una nueva capa superior en su manta de lana favorita. ¿Ya probaste alguno de estos métodos?

¡Háganos saber a continuación!