Cómo desmontar un sillón reclinable Value City

Este artículo proporcionará una guía paso a paso sobre cómo desmontar un sillón reclinable Value City. Todo el proceso debería llevar unas dos horas, asumiendo que tienes las herramientas adecuadas y suficiente espacio para trabajar.

Para comenzar, debe ponerse ropa vieja o cubrir la alfombra con una lona para protegerla de cualquier tornillo o clavo suelto que pueda quedar después de completar el proyecto. También es muy importante que utilice gafas de seguridad en todo momento cuando trabaje con herramientas eléctricas para no correr el riesgo de sufrir lesiones.

Pasos para desmontar el sillón reclinable Value City

Paso 1. Primero, debe tomar los apoyabrazos y dejarlos a un lado. Puede desenroscarlos a mano, pero es un poco más difícil que usar un taladro eléctrico para girarlos con facilidad.

Paso 2. A continuación, comience a quitar los tornillos de ambos lados del asiento hasta que desaparezcan y pueda levantarlos de cada lado para quitar el respaldo.

Paso 3. Por último, debe desatornillar los tornillos adicionales que sujetan ambos brazos. Nuevamente, será mucho más fácil quitarlos con un taladro eléctrico si se han apretado con la suficiente seguridad a mano primero sin uno.

Paso 4. Si su sillón reclinable tiene una varilla de acero en el medio para fines de estabilidad, entonces debe desatornillar esta varilla también con un taladro eléctrico antes del paso final.

Paso 5. ¡Por último, puede levantar a cada lado de su sillón reclinable y quitarlo de sus bisagras sin ningún tipo de resistencia!

¿Qué es el sillón reclinable Value City?

Un sillón reclinable Value City es un sillón reclinable fabricado por una empresa del mismo nombre. Están diseñados para ser cómodos, duraderos y bastante económicos para cualquier presupuesto.

El diseño cuenta con dos ruedas pequeñas a cada lado para que puedas moverlo de un lugar a otro con cierta facilidad.

¿De qué está hecho un sillón reclinable Value City?

Los sillones reclinables Value City están hechos de todo tipo de materiales diferentes. Puede ser de plástico, metal o incluso tela tejida que se ha engrapado en su lugar para que la silla sea lo suficientemente cómoda para su propósito.

Sin embargo, una cosa que tienen en común es que están hechos de materiales baratos, ¡que es lo que los distingue!

Uno de los materiales más comunes para fabricar un sillón reclinable Value City es el plástico. El diseño de estas sillas generalmente consiste en un marco de metal y luego este asiento se moldeará o formará para que sea lo suficientemente duradero para su uso.

El metal suele ser súper delgado, lo que a la larga lo hace menos duradero que el plástico.

Otro material con el que se puede fabricar un sillón reclinable Value City es una tela tejida. Se usa como relleno y luego se introducen grapas a través de este material tipo lienzo para crear esa área de “asiento”.

El último material del que están hechos estos sillones reclinables Value City es madera contrachapada.

Cómo limpiar profundamente un sillón reclinable Value City

Primero, limpia la silla con agua y jabón. Esto eliminará la suciedad o el polvo que se haya acumulado con el tiempo.

Use una aspiradora para ingresar a todos esos rincones y grietas, donde es posible que no se haya limpiado debido a su movilidad limitada si usa un paño.

A continuación, use un paño húmedo para limpiar la silla.

Por último, séquelo con una toalla o use un compresor de aire si está disponible en su aspiradora.

Cómo usar la funda en el sillón reclinable Value City

Lo primero que debe hacer cuando llega el momento de ponerse la funda es asegurarse de que su silla esté completamente seca.

A continuación, extienda la funda sobre la parte superior de su sillón reclinable y colóquela de modo que no queden arrugas o pliegues en el material antes de asegurarla con los clips que vienen con la funda.

Finalmente, use los lazos en la parte inferior para asegurar y apretar en su lugar.

Beneficios de tener un sillón reclinable Value City

El sillón reclinable Value City es una excelente opción para aquellos que necesitan ahorrar espacio y buscan una solución asequible.

La función de reclinación de la silla se puede ajustar moviendo la palanca ubicada justo debajo del asiento o girando los pies, lo que le permitirá entrar y salir de la silla con facilidad, así como reclinar la silla a la posición deseada.

Los apoyabrazos también se pueden ajustar para cualquier altura y preferencia de espacio.

Si tiene un televisor en la habitación, esta es una silla ideal porque tiene portavasos incorporados que le permitirán disfrutar fácilmente de sentarse mientras mira sus programas o películas favoritos.

Cómo cuidar el sillón reclinable Value City

Los sillones reclinables Value City se han diseñado para que sean fáciles de limpiar y mantener.

Para mantener su silla con un aspecto fresco, todo lo que necesita es una aspiradora con un accesorio o un cepillo largo que se introduzca en las grietas de la tela (especialmente si lo usa para el pelo de mascotas), así como un poco de agua y jabón suave.

Para las manchas más rebeldes, intente usar un producto con un limpiador enzimático para eliminar la suciedad más resistente de las telas que use en su hogar.

También puede obtener un acondicionador para cuero o vinilo que ayudará a restaurar la limpieza y que tiene un aroma agradable para aquellos que quieran seguir disfrutando del olor de su sillón reclinable Value City.