¿Cuáles son los diferentes tipos de bancos?
¿Cuáles son los diferentes tipos de bancos? | Mueble

¿Cuáles son los diferentes tipos de bancos?

  • Categoría de la entrada:Mueble

Los bancos estaban en épocas anteriores, lo que son las sillas ahora. La historia de los métodos preferidos para sentarse nos dice que los bancos se usaban normalmente para sentarse en parques, canchas y hogares.

No solo se usaba para sentarse, sino también para acostarse a dormir y preparar la comida para comer; los bancos proporcionaron mucha más utilidad de la que la gente puede imaginar hoy en día. Con el paso del tiempo, esos bancos recibieron diferentes estilos para diversos fines; pueden estar hechos de madera, metal, plástico o piedra.

Los estilos iban desde recto, sin espalda, jardín de árboles, rattam y Lutyen’s. Profundicemos en el tema:

Bancos de jardín

Desde hace siglos, no se puede conceptualizar un jardín sin bancos. Ya sea en la época romana o en Mughal, los bancos han sido una parte integral de los diseños de jardines.

Durante el tiempo que ha existido, los bancos de jardín se han convertido en muchas más categorías de las que podría imaginar. En primer lugar, los bancos de madera son la elección natural para los jardines, ya que se adaptan mejor al aspecto totalmente ecológico; la fuente de un árbol puede variar según el color y la durabilidad que desee para el banco.

La segunda opción más preferida es el metal por su usabilidad sostenida si tiene un estilo específico en mente, como el gótico; el tipo de metal puede variar desde aluminio fundido hasta metal retro.

Los bancos de plástico para jardín son una excelente opción si tiene un presupuesto limitado y lo único que desea es durabilidad; los bancos de plástico pueden crear una apariencia de simplicidad.

Es posible que hayas visto bancos de hormigón en el parque, que dan un aspecto elegante y te recuerdan algo románico. No solo eso, sino que los bancos de piedra de hormigón también son extremadamente resistentes a los cambios climáticos, lo que los convierte en una opción destacada.

Bancos al aire libre

pueden ser bancos de ratán que son verdaderamente únicos en su atractivo y hacen que cualquier lugar se vea acogedor y hermoso, o un patio ubicado justo afuera de su casa para darle un aspecto encantador.

Si hablamos de estilo, los bancos de jardín rectos son el tipo de mueble de exterior más común que encontrarás. También hay bancos de jardín curvos que dan un aspecto único de calidez y cercanía.

Muchos jardines también poseen bancos de estilo Lutyens, que son únicos y llevan el nivel de clase de cualquier jardín a su cenit. Los bancos de jardín de árboles se conceptualizaron después de darse cuenta del hecho de que a la gente le gusta pasar su tiempo bajo la sombra de un árbol; si coloca un banco debajo de la sombra del árbol, a la gente le encantaría sentarse allí.

Por último, también hay bancos con respaldo tejido que se ven bastante impresionantes cuando se cuidan adecuadamente.

Bancos de gimnasio

Los bancos son esenciales para los gimnasios de todo el mundo; para cada parte del cuerpo en la que te estás enfocando, existe un estilo de banco para realizar los ejercicios específicos. El más común es el banco de pesas plano, que la gente usa para ejercitar las piernas, el pecho, los tríceps y los bíceps.

También existen bancos de pesas olímpicos, que se utilizan sobre todo para realizar ejercicios enfocados a la construcción del pecho. Se prefieren los bancos de pesas ajustables porque ofrecen personalización que la mayoría de los bancos no ofrecen, según el ejercicio y la constitución del usuario.

Bancos para invernaderos

Si hablamos de bancos diseñados explícitamente para invernaderos, no encontrarás tantos tipos para ningún otro establecimiento. Los bancos de inundación se utilizan para mantener el flujo de agua y realizar la fertilización según lo previsto.

Hay bancos de metal que permiten al propietario mantener una mayor variedad de cultivos. Existen bancos de artesa que permiten al agricultor regar las plantas en el fondo de sus raíces.

También permite la personalización siempre para mantener el agua fluyendo y el nivel de fertilizante que se va a poner. También hay bancos de trabajo metálicos que permiten al cultivador colocar las plantas de la manera que crea que sería óptima para que crezca la variedad de plantas.

Bancos de madera

De la multitud de maderas disponibles para hacer bancos, algunas son las preferidas más por la calidad y el confort que proporciona. Es posible que haya oído hablar de la madera de cedro y pino; son una de las opciones más populares para hacer bancos.

Si se pintan después de un período fijo, se mantendrán duraderas durante muchos años. La teca ocupa el segundo lugar en nuestra lista solo por su alto precio; la calidad de la teca es suficiente para que cualquier comprador la elija sobre otros tipos. Si se cuida adecuadamente, los bancos permanecerán como están durante medio siglo.

El tercero en nuestra lista es el australiano Jarrah, por el rojo de su color y su dureza; los bancos hechos con él pueden agregar un toque de clase a cualquier jardín. Su único inconveniente es su alto precio.

¿Quién inventó los bancos?

Si bien los bancos públicos de Francia tienen un inventor, un tal Gabriel Davioud, no podemos estar seguros de cuándo se inventaron realmente los bancos. Algunas revistas remontan sus orígenes al año 3000 a. C. en Egipto.

Siguió evolucionando a lo largo de la era mesopotámica y la era minoica. Hemos encontrado distintos estilos de bancos utilizados en la era griega y la era gótica. Hay pruebas suficientes para concluir que los bancos eran una parte integral de los asientos en muchas civilizaciones diferentes, pero no podemos rastrearlo hasta un solo inventor.

¿Para qué se utilizan los bancos?

Bueno, la respuesta simple sería ‘para sentarse’. También se colocan bancos para dar un aspecto exótico o elegante a sus ambientes. También se pueden utilizar para dar una sensación hogareña o reconfortante a las personas. Todo depende del material y el estilo en el que esté hecho.

Resumen

Bueno, la lista se compone de multitud de productos. Hay sillas, patios, bancos, taburetes, sillones reclinables, mecedoras, pufs, sofás, percheros, camas, hamacas, sofás, etc .; la lista continúa, ya que hay cientos de productos. Para cada propósito, existe un tipo diferente de mobiliario; que puede ir desde dormir hasta colocar los zapatos en un solo lugar.