¿Qué es una silla de transporte? Una guía de compra útil

Si se pregunta qué es una silla de transporte, todas las respuestas que necesita están en este artículo.

Las sillas de transporte se utilizan principalmente para trasladar personas de un lugar a otro. Desafortunadamente, no muchas personas conocen este equipo y, a menudo, lo confunden con una silla de ruedas normal. Sin embargo, hay más para transportar sillas de lo que parece.

¿Qué es una silla de transporte?

Las sillas de transporte están diseñadas específicamente para mover a las personas que ya no pueden hacerlo correctamente por sí mismas. Requiere que una segunda persona empuje la silla y apoye a la persona que la usa. La gente opta por las sillas de transporte por muchas razones, y una de ellas es su cuerpo más liviano que facilita la navegación y el transporte a todos los lugares.

Esto es perfecto si cree que una silla de ruedas normal es demasiado voluminosa y pesada para su uso. Tenga en cuenta que la persona que lo utiliza no puede manejar la silla de transporte. Hay que empujarlo porque no tiene llantas para controlar las ruedas.

Una silla de transporte tiene una capacidad de peso de 250 libras y, a menudo, está hecha de acero o aluminio. Las cuatro ruedas tienen el mismo tamaño de 8 pulgadas. Las dos delanteras giran para facilitar las maniobras, mientras que las ruedas traseras tienen frenos si la silla de transporte se acopla en una plataforma empinada.

Diferencia entre sillas de ruedas y sillas de transporte

Aunque estos dos son casi similares en apariencia y estructura, tienen sus especificaciones y usos. Las sillas de ruedas son principalmente para personas que pueden desplazarse por sí mismas utilizando las llantas equipadas en ambos lados.

Por otro lado, las sillas de transporte requieren de un acompañante que controle el movimiento de las ruedas. A menudo se ven en aeropuertos y hospitales para acomodar a las personas que ya no pueden caminar por sí mismas.

Si tiene curiosidad por conocer el resto de la diferencia entre sillas de transporte y sillas de ruedas, puede consultar esta lista:

1. Las sillas de transporte son compactas; las sillas de ruedas no son

Cuando se trata de viajar, las sillas de transporte son la mejor opción porque son más compactas. El almacenamiento no será un gran problema porque es plegable y fácil de montar y desmontar en la carretera.

Las sillas de ruedas tienden a ser voluminosas, por lo que es más difícil llevarlas a los lugares. Además, para las personas que aún no están acostumbradas a su peso, navegar por sus pasamanos puede resultar agotador.

2. Las sillas de transporte necesitan apoyo; las sillas de ruedas son autopropulsadas

Las sillas de transporte no se pueden maniobrar sin ayuda porque la persona sentada en ellas no tiene forma de controlar el movimiento. Las sillas de ruedas tienen una ventaja de este porque son autónomas. La persona que usa la silla de ruedas tiene el control total de adónde quiere ir.

3. Las sillas de transporte están diseñadas para ser livianas; las sillas de ruedas están hechas para ser resistentes

Las sillas de transporte tienen estructuras corporales más livianas, por lo que serán más fáciles de almacenar y llevar a cualquier lugar. En contraste con esto, las sillas de ruedas son resistentes y están diseñadas para el uso diario y no para viajes. Por lo tanto, ambos tienen sus ventajas dependiendo de lo que sea que haga que tenga la intención de utilizarlos.

4. Las sillas de transporte tienen marcos estrechos; las sillas de ruedas pueden equiparse con accesorios

Las sillas de transporte están diseñadas específicamente para poder pasar a través de pasajes estrechos como puertas y pasillos. Como resultado, no tienen compartimentos ni complementos, a diferencia de las sillas de ruedas donde puede colocar bandejas, soportes, accesorios de oxígeno, cojines, bolsas y más.

¿El seguro cubre las sillas de transporte?

Casi todas las compañías de seguros cubren las sillas de transporte con equipo médico duradero. El único requisito es una receta médica que requiera el uso de una silla de transporte. Si aún no está seguro de si su seguro cubre esto, siempre puede pedirle a alguien de su compañía de seguros o investigación que lo confirme.

¿Qué buscar en una silla de transporte?

Si planea invertir en una buena silla de transporte, estas son las cosas que debe considerar primero antes de comprar una:

Peso

La mayoría de las sillas de transporte son ligeras, por lo que serán más fáciles de plegar y guardar cuando no se utilicen. Es mejor elegir el más ligero disponible en el mercado. Algunos también vienen con una bolsa para que sea más fácil de llevar mientras viaja.

Plegable

También debe elegir uno que sea más fácil de plegar y ensamblar. Los marcos endebles tienden a ser más difíciles de configurar y es más probable que se rompan fácilmente.

Precio

Es fundamental recordar que la calidad no siempre tiene un precio elevado. Puede encontrar una excelente silla de transporte a un precio valioso pero asequible.

Tamaño del asiento

A pesar de la estructura de marco más pequeña, puede obtener una silla de transporte con un tamaño de asiento decente y cómodo, especialmente para personas mayores. También puedes incorporar un cojín de asiento para una sensación más agradable.

Frenos

Antes de comprar una silla de transporte, primero debe verificar sus roturas. Este es un componente crítico para evitar que la silla baje rápidamente por caminos empinados.

Radio de giro

Asegúrese de comprobar el radio de giro de las ruedas giratorias. Las ruedas que son difíciles de navegar serán inconvenientes a largo plazo, así que asegúrese de que estén en excelentes condiciones antes de llevarse una a casa.

Conclusión

Las sillas de transporte son inventos realmente asombrosos. Ya ayudaron a muchas personas con discapacidades a tener una vida más cómoda como todos los demás.

Ahora que sabe lo que es una silla de transporte, no hay razón para dudar si comprar una o no. Demuestran que todavía hay algo por lo que emocionarse, incluso si la vida nos da limitaciones.