Relájese y recargue: cómo cargar una silla reclinable eléctrica

Es difícil encontrar una mejor manera de relajarse y recargar que poniendo los pies en alto en una silla reclinable eléctrica. Las sillas reclinables también son ideales para tomar una siesta, leer o mirar televisión.

Sin embargo, no puede disfrutar de los muchos beneficios de este tipo de muebles si no está enchufado a una toma de corriente. Afortunadamente, algunos pasos sencillos le mostrarán cómo cargar una silla reclinable eléctrica para que pueda seguir disfrutándola durante años sin interrupciones.

Pasos para cargar el sillón reclinable eléctrico

Paso uno: busque el cable de alimentación. Si no está seguro de dónde encontrarlo, eche un vistazo al interior del respaldo de sus muebles. Debería ver una abertura cerca de un extremo que puede tener cables que salen de ella en diferentes direcciones y, por lo general, así es como se conectan los cables de alimentación a los sillones reclinables. Un escaneo rápido revelará rápidamente si tiene un cable de alimentación o no.

Paso dos: ¡Conéctelo! Si lo hace, todo lo que necesita hacer es enchufar el cable de alimentación de su silla a un tomacorriente y esperar a que la luz en la parte delantera del mueble (generalmente cerca de donde estaría el reposapiés) se ponga verde. Esto indicará que ahora está completamente cargado.

Paso tres: mueva los muebles a una posición en la que pueda acceder fácilmente a su cable de alimentación y salir por debajo oa través de uno de los brazos a cada lado, luego simplemente desenchúfelo tirando directamente del tomacorriente de pared cuando esté listo para cargar arriba de nuevo! ¡Volverás a tu lugar favorito en poco tiempo!

Paso cuatro: espere unas horas para que la silla se recargue y estará listo para comenzar de nuevo. ¡Es así de fácil! Así es como funcionan los sillones reclinables eléctricos, así que no dejes que se interponga en tu forma de vivir la vida como quieres vivirla. Puede que no requiera mucho esfuerzo o espacio cargar su silla, pero le quitará una carga de los hombros.

Tan pronto como sienta que se está agotando la energía en su sillón reclinable y desee recargarla nuevamente, simplemente siga estos pasos:

¿Se pueden operar manualmente los sillones reclinables eléctricos?

No, los sillones reclinables eléctricos no se pueden operar manualmente. Asi es como ellos trabajan. Necesitan la corriente eléctrica para funcionar y no pueden hacerlo sin ella; es por eso que tiene una opción de batería recargable si no quiere que su silla funcione con electricidad todo el tiempo.

También puede optar por un sistema de bloqueo automático que mantendrá la silla en su lugar si necesita alejarse unos minutos.

¿Cómo sé cuánta carga queda en la batería de mi sillón reclinable eléctrico?

Esto dependerá de la frecuencia con la que use su sillón reclinable y de la configuración que haya tenido para su último uso, pero algunos indicadores aparecerán cuando la batería se esté agotando.

Podrá ver que la luz de su control remoto cambia de verde, amarillo y rojo, con un uso más frecuente de la silla o si la tiene funcionando a una configuración más alta cuando no está en uso durante un período de tiempo prolongado ( como durante la noche), entonces eso significa que habrá menos energía sobrante en la batería para su uso.

¿Cuánto cuesta reparar un sillón reclinable eléctrico?

En la mayoría de los casos, reparar una silla reclinable eléctrica será mucho más costoso que comprar una nueva. Si el sillón reclinable eléctrico ha estado en uso durante algún tiempo y necesita ser reparado debido al desgaste, entonces las reparaciones pueden costarle alrededor de $ 200-300 aproximadamente.

Dependiendo de su período de garantía con el fabricante de la silla, es posible que pueda repararla de forma gratuita.

Si el sillón reclinable eléctrico aún está en garantía y ha estado en uso durante mucho tiempo, es posible que haya algunas reparaciones que puedan estar cubiertas por la cobertura de garantía del fabricante. Por ejemplo, si uno de los motores de la silla se apaga, es necesario repararlo o reemplazarlo.

Si tiene una silla reclinable eléctrica que no funciona en absoluto, entonces las reparaciones pueden costar más de $ 400-500, y si el motor de la silla no funciona, es posible que no sea posible repararlo. Entonces, en algunos casos, comprar uno completamente nuevo podría tener más sentido.

El costo de las reparaciones puede variar según el tipo, la antigüedad y el fabricante de su silla reclinable eléctrica. Un motor defectuoso o que no funciona podría ser una reparación costosa, pero uno con un período de garantía más corto podría requerir solo arreglos menores, como apretar tornillos. Estos tipos son tan cómodos que deberían durar años sin mayores problemas que el desgaste normal.

¿Los sillones reclinables son de mal gusto?

Algunas personas pueden tener miedo de comprar un sillón reclinable porque piensan que hará que su hogar esté demasiado abarrotado y hortera. Es importante recordar que existen muchos tipos diferentes de sillones reclinables eléctricos en el mercado hoy en día, por lo que si no le interesan las cortinas vaporosas o las sillas de gran tamaño, ¡no se preocupe!