Cómo cultivar adelfa a partir de esquejes en 2 pasos
Cómo cultivar adelfa a partir de esquejes en 2 pasos | Plantando

Cómo cultivar adelfa a partir de esquejes en 2 pasos

  • Categoría de la entrada:Plantando

Solo necesita aprender dos pasos para aprender a cultivar adelfa a partir de esquejes. Siéntase cómodo con el hecho de que las adelfas son plantas de crecimiento rápido, lo que hace que su propagación sea relativamente suave. Sin embargo, aún desea asegurarse de brindar las condiciones ideales para que los esquejes fomenten el rápido desarrollo de las raíces.

Por ejemplo, puede mantener fácilmente el entorno para los esquejes de adelfa en el invernadero. Puede evitar las fluctuaciones de temperatura y humedad que pueden causar un inconveniente en el enraizamiento. Como beneficio adicional, el polietileno también protege del clima exterior para evitar que los esquejes se dañen.

Cómo propagar la adelfa a partir de esquejes

El mejor momento para cultivar adelfa a partir de esquejes es después de que haya terminado su fase vegetativa en primavera. De esta manera, puede cultivar plantas saludables que puede transferir al suelo en otoño. Sin embargo, también puedes preparar los esquejes en otras épocas del año, dependiendo de tu clima o si tienes invernadero.

Más aún, no olvide usar ropa protectora como guantes y gafas para mantenerse a salvo de la savia venenosa de la adelfa. No permita que los niños o las mascotas entren en el área para evitar que entren en contacto accidentalmente con la savia. No tiene que dejarse intimidar al propagar la adelfa venenosa, pero la precaución y la presencia de ánimo son cruciales.

Paso # 1. Recolección y preparación de esquejes

Para comenzar la adelfa a partir de esquejes, debe preparar la planta para la recolección de cortes. Recuerde que debe ser saludable para que no se estrese después. Con tijeras afiladas y estériles, corte una sección de 6 pulgadas de una rama sin enfermedades ni daños.

Más aún, las mejores secciones para enraizar son aquellas que no han crecido flores pero tampoco demasiado leñosas. El corte debe tener al menos dos nudos de hojas para asegurar el enraizamiento. Luego, retire las hojas inferiores, para que no se pudran al enraizar los esquejes.

Sería útil si también recortara algunas de las hojas para que la adelfa pueda concentrar su energía en el desarrollo de las raíces. Hablando de eso, algunos jardineros recomiendan cortar la parte inferior del corte para aumentar el área de la superficie. Como resultado, el esqueje puede absorber los nutrientes necesarios más fácilmente para una formación óptima de las raíces.

Paso # 2. Enraizamiento y trasplante

La forma más fácil de estimular el desarrollo de las raíces de los esquejes de adelfa es en agua. Un vaso con al menos 3 pulgadas de agua debería ser suficiente para que pueda asegurarse de que el agua sumerja el extremo del corte. En este punto, puede esperar brotar después de algunas semanas, pero no olvide reemplazar el agua cada dos días para mantenerla limpia.

Antes de plantar, rocíe el medio para ayudar a las raíces y luego colóquelas en un lugar brillante para estimular el crecimiento. Mantenga siempre la humedad del suelo, pero nunca hasta el punto de que los esquejes se asienten en un medio empapado. Después de un año, puede replantar el esqueje en un recipiente más grande o al aire libre y fertilizar al comienzo de la primavera y el otoño.

Sin embargo, es importante enfatizar la necesidad de ser cuidadoso al manipular los esquejes para evitar dañar sus raíces. Si omitió el enraizamiento en el agua, también puede sumergir el esqueje en la hormona del enraizamiento antes de plantar en el suelo. Luego, programe el trasplante en primavera después del peligro de heladas y proteja las plantas en el túnel de polietileno mientras tanto en invierno.

Cómo mantener la adelfa

Las plantas de adelfa tienen muchos usos, pero recuerde que prosperarán mejor si el entorno es ideal. Desea proporcionar pleno sol y protección contra condiciones extremas, así que considere usar apolytunnel si es necesario. Sobre todo, las adelfas requieren un suelo bien drenado, pero sobrevivirán a la sequía una vez establecidas.

Si su región experimenta climas severos, corre el riesgo de dañar el follaje de las adelfas. Sin embargo, es común que las adelfas se recuperen en primavera si las raíces permanecen protegidas. También desea evitar cortar al final del otoño porque corre el riesgo de dañar el nuevo crecimiento una vez que comience la helada.

Puede convertir la adelfa en un árbol pequeño si lo prefiere al montículo típico y la forma grande. Independientemente, recuerde podar al comienzo de la primavera para ayudarlos a prosperar y fomentar una floración más prolongada. También es común cortar las puntas después de la temporada de floración para ayudar a que la adelfa desarrolle más ramas.

Conclusión

Uno de los mejores métodos de propagación para las plantas de adelfa es mediante esquejes. Incluso puede aprender a cultivar adelfa a partir de esquejes en dos sencillos pasos, y estará listo con una planta saludable para plantar en poco tiempo. Al igual que con el cultivo de otras plantas a partir de esquejes, seleccione una planta madre saludable y tome una sección con dos nodos de hojas.

Retire las hojas inferiores y arraigue el esqueje en un vaso de agua. Una vez que tenga raíces de dos pulgadas, transplante en tierra y colóquelas en el túnel de polietileno para obtener condiciones estables y protección contra el clima desafiante. Después de un año, puede trasplantar en un recipiente o área más grande y fertilizar en primavera y otoño.

En general, un área con buen drenaje y pleno sol es óptima para las adelfas. Puede cultivarlo tal como está, que es un montículo, pero también es posible convertirlo en un árbol pequeño. Y si desea extender la temporada de floración o fomentar la ramificación, las adelfas responden bien a la poda.