Cómo regar Dracaena. 3 factores para el éxito
Cómo regar Dracaena. 3 factores para el éxito | Plantando

Cómo regar Dracaena. 3 factores para el éxito

  • Categoría de la entrada:Plantando

Si quieres saber cómo regar dracaena, hay tres factores que debes dominar. El momento, el método y las consideraciones adicionales influirán en la forma adecuada de regar la dracaena. Más aún, desea cultivar estas plantas en un lugar estable como el invernadero si su región experimenta condiciones extremas y fluctuantes.

Recuerde que, si bien las plantas de dracaena generalmente no tienen cuidado, su mantenimiento debe ser constante. Su cuidado no se detiene con un riego adecuado para evitar problemas crecientes, sino que también involucra el medio ambiente y las prácticas que encuentran a diario. Obtener el cuidado y el mantenimiento correctos seguramente mantendrá a las plantas de dracaena felices y saludables.

La mejor guía sobre cómo regar Dracaena

Cuándo regar

El primer factor a considerar al regar las plantas de dracaena es cuándo debe realizar esta práctica. El tiempo es crucial en el riego de todas las plantas para evitar el riego excesivo o insuficiente. Cuando las dracaenas no lo necesitan, el riego frecuente puede provocar que el agua se estanque y se pudra, mientras que no proporcionar suficiente agua puede deshidratar las plantas y afectar su salud.

Entonces, ¿cuándo debes regar las plantas de dracaena? La principal conclusión a recordar es que estas plantas son nativas de las regiones tropicales. Por lo tanto, no necesitan suelos húmedos para prosperar, y solo debes regarlos cuando la superficie del suelo esté seca al tacto.

Mantener dracaenas en suelo húmedo o agua estancada puede provocar estrés u otras enfermedades como la pudrición de la raíz. Lo mejor sería usar un medio o recipiente con buen drenaje y colocar las plantas en un lugar estable como el invernadero, para que el clima no afecte la absorción de agua del suelo. Esto le dará menos margen de error en el momento del riego.

Cómo regar

Además del tiempo, también hay que perfeccionar el método de riego de las dracaenas. A estas plantas les irá bien si las riegas a fondo y dejas que el suelo se seque entre intervalos. Aquellos que cultivan dracaenas en las plantas pueden dejar que el agua se escurra por los agujeros en el fondo del recipiente.

Si el clima actual es seco, puede rociar el suelo ligeramente para mantener las plantas hidratadas. Sin embargo, tenga cuidado de no dejar que el medio se empape, ya que esto fomentará la pudrición de la raíz. Más aún, algunas áreas tienen un alto nivel de fluoruro en el agua, lo que es perjudicial para las plantas de dracaena.

Limítese al agua purificada si no está seguro de su agua del grifo al regar las plantas de dracaena. Si las hojas han formado áreas marrones y bordes amarillos, existe una alta probabilidad de que sus plantas experimenten toxicidad por fluoruro. Por otro lado, las hojas amarillas también pueden indicar falta de riego.

Otras consideraciones

Como se mencionó anteriormente, la estabilidad del medio ambiente juega un papel importante en el riego de dracaena. Si la temperatura y la humedad son difíciles de mantener, será difícil medir qué tan rápido se secará la tierra. Más aún, desea determinar las necesidades específicas de sus plantas para conocer sus requisitos de humedad ideales y ajustar las prácticas en consecuencia.

Cuidando a Dracaena

Además de regar, también es fundamental saber cómo cuidar correctamente la dracaena. Estas plantas generalmente requieren poco mantenimiento, pero evitará problemas y enfermedades si las mantiene de manera constante. Primero, ¿cuál es la ubicación ideal para estas plantas?

Ubicación ideal

Dracaena prosperará mejor en áreas alrededor de 70 ° F durante el día y 60 ° F durante la noche. Puede mantener esto fácilmente en el Polytunneland y evitar temperaturas extremas y fluctuantes. Una némesis familiar de las plantas de dracaena son las temperaturas bajo cero en el invierno porque dañan sus hojas.

Debes tener en cuenta dónde colocas las plantas, ya que las corrientes de aire también pueden ser perjudiciales. En cuanto a la humedad, es ventajoso para las dracaenas estar en un lugar con mucha humedad, especialmente cuando el ambiente es caluroso. Sin embargo, siempre controle la humedad para evitar enfermedades como el crecimiento de moho.

Más aún, elija un área brillante que no reciba luz solar intensa para mantener felices a las dracaenas. Algunas variedades también prefieren poca luz, por lo que es fundamental conocer las condiciones deseadas de las plantas que tienes. Independientemente, la luz solar directa quemará las hojas, así que siempre proporcione una cubierta para filtrar la luz o use luces de cultivo a una distancia razonable si tiene las dracaenas en el interior.

Fertilización

¿Necesitas alimentar dracaenas? Puede fertilizar estas plantas cada primavera y verano con un fertilizante equilibrado. La alimentación cada dos semanas debería ser suficiente, pero reduzca la fertilización a solo una vez al mes cuando comience el otoño. Y al igual que otras plantas tropicales, debe fomentar la latencia en el invierno deteniendo la fertilización de dracaenas.

En general, las dracaenas no exigen una lista extensa de prácticas de mantenimiento además de mantener el medio ambiente estable y alimentarlas y regarlas en consecuencia. También puede fomentar una mirada completa a sus plantas quitando la parte superior. Esto mantendrá el tamaño de las dracaenas y también ayudará con el crecimiento del follaje.

Conclusión

Puede resultar abrumador determinar los requisitos de humedad de las plantas tropicales. Sin embargo, puede aprender rápidamente a regar la dracaena usando tres factores. El momento, el método y otras consideraciones asegurarán que sus dracaenas satisfagan sus necesidades.

En general, lo único que hay que recordar es solo agua cuando la superficie está seca. Use una tierra o un recipiente que drene bien para asegurarse de que las plantas no se queden en un medio empapado. También puede considerar cultivar dracaenas en el túnel de polietileno para mantener un ambiente estable y facilitar el control de la humedad.